Un beso  sigue martillando en mis recuerdos,

está detrás de un frío muro

pregunta y pregunta tu nombre

le gusta la neblina,

mi boca percibe los matices de tu tiempo.

Beso quiere escapar de la cárcel que lleva en el

alma,

es incurable.

Beso se derramó en mis ojos

débil, grácil, sin defensa

me conmueve

se deleita en lo suave de mis labios.

Beso brilla,

beso sin palabras

siempre será tu puerto de llegada

dormiremos juntos,

me quitaré mi traje de brocado.

Beso escondido,

a la guerra puedes llevarme,

amor que arde en sábanas blancas

y plantó mil palabras en mi alma.

 

Sigue leyendo a Susan Castro