Como mencionaba antes, con el pasar del tiempo surge la versión venezolana llamada Quesillo, y es muy popular. Además, tiene muchísimas diferencias con el Flan con respecto a sus texturas, presentaciones y sabores. Esta vez te doy tres recetas más:

 

Quesillo de mermelada

Ingredientes:

1 frasco de mermelada de cualquier sabor (490 gramos)

6 huevos

½ taza de ron

1 cucharada de maizena

1 cucharadita de vainilla

8 cucharadas de azúcar

½ taza de agua

Preparación: Cocinar las 8 cucharadas de azúcar en la media taza de agua hasta obtener un caramelo. Dejar enfriar.  Licuar todos los ingredientes y verter la mezcla sobre el caramelo en una quesillera. Hornear en baño de María a 350°F (175°C) por una hora aproximadamente en una quesillera. Retire del horno. Por último, cuando esté frío desmoldeelo.

Quesillo de Parchita o Maracuyá

Ingredientes:

1 pote de leche condensada

1 taza de pulpa de parchita

6 huevos

2 cucharaditas de esencia de vainilla

½ taza de leche

8 cucharadas de azúcar para el caramelo

½ taza de agua

 

Preparación: Cocinar las 8 cucharadas de azúcar en la media taza de agua hasta obtener un caramelo. Y le agregamos la pulpa de 3 parchitas con las semillas y bañamos la base del recipiente o molde en el cual vamos a disponer la preparación. Dejar enfriar. Licuamos la leche condensada, la pulpa de parchita, la media taza de leche, los huevos y la vainilla hasta hacer una preparación esponjosa. Tape bien la quesillera y hornee la mezcla alrededor de una hora a 350°F (175°C) en baño de María en una quesillera. Retire del horno y deje enfriar. Desmoldee.

 

Quesillo de Zanahoria

Ingredientes:

½ kilo de zanahoria picadita

6 huevos

1 lata de leche condensada

6 galletas dulces

1 taza de leche

8 cucharadas de azúcar para el caramelo

½  taza de agua

Preparación: Cocinar las 8 cucharadas de azúcar en la media taza de agua hasta obtener un caramelo. Dejar enfriar. Se cocina la zanahoria en la leche hasta que esté blanda. Se deja enfriar y se licua con la leche condensada, los huevos y las galletas dulces. Se acaramela la quesillera y se vierte a mezcla. Se tapa y se lleva al horno alrededor de una hora a 350°F (175°C) en baño de María en una quesillera. Cuando está listo se deja enfría el quesillo. Se voltea en un plato y se lleva a la nevera por dos horas.

Sigue leyendo a Susan Castro