La boutique de la firma española Bershka, perteneciente al poderoso imperio Inditex, ha causado la indignación y la rabia de los mexicanos por el escaparte de una de sus tiendas en la que aparecen las maniquíes rodeadas de paredes derrumbadas y muros rotos.

La tienda en cuestión está ubicada en el centro comercial Oasis, en la delegación de Coyoacán y el revuelo se armó cuando decenas de usuarios de Twitter publicaron imágenes del escaparte con frases de indignación aludiendo a la poca sensibilidad tras el reciente terremoto.

Una vez que se viralizó el hecho en las redes, la firma dio la cara rápidamente disculpándose y diciendo que la decoración del escaparate sería retirada de inmediata.

Además, Bershka explicó que desafortunadamente, la temática de las vitrinas es algo que se planea con meses de antelación, por lo que más que nada se trata de una desafortunada coincidencia.

En las vitrinas se aprecia claramente a las maniquíes vestidas con ropa de la marca entre muros de color blanco cuarteados y tubos metálicos saliendo de las paredes.

Escándalo en México por escaparate de tienda

Escándalo en México por escaparate de tienda

A pesar de que ya pasaron días del desastre, los mexicanos siguen muy sensibles a lo que pasó y tratan de volver a la normalidad poco a poco, por lo que hechos como los de la tienda de ropa no ayudan y más bien ofenden a la población.

Entre algunas de las frases que encontramos que los usuarios escribieron están: “el mal gusto de Bershka para montar esta campaña de paredes rotas en sus tiendas. Pen…”

Pamela González, usuaria de la red social, se dirigió directamente a la tienda y dijo: “pueden retirar momentáneamente su publicidad en tiendas? Es muy insensible en México tenerlo en este momento.

Otro ejemplo de Abi Xinia: “Oye Bershka retira de México tus displays; son de mal gusto en estos momentos.”

De hecho, este escándalo no es el único que ha dejado el paso del terremoto… Inés Gómez Mont, una famosa presentadora de deportes causó indignación por vestir y usar prendas de lujo y publicarlo en las redes en un momento tan complicado para el país.

También causó rabia e incredulidad entre la sociedad el caso de la niña Frida Sofía, que nunca existió. Según los rescatistas, una niña estaba enterrada bajo los escombros de una escuela y la estuvieron tratando de rescatar por días, para finalmente tener que desmentir la existencia de la pequeña.

En el caso de la tienda de ropa, seguramente no fue intención de la firma causar daño o indignación porque como dicen, los temas de las vitrinas se deciden con antelación, pero quizás sí fue un poco desafortunado continuar con la campaña y no cancelarla tras el sismo.

Y tú, ¿qué opinas sobre el incidente? ¿te hubieras indignado? ¿entiendes la parte de la empresa?

 

Sigue leyendo a Viral Team