La historia de los accesorios de moda empezó desde el principio de la historia en el periodo paleolítico, la época de los neandertales cuando empezaron a usar pieles como abrigos, cocidos con tiras de cuero y broches de huesos, complementando con conchas, flores y otros elementos con significados mágicos y espirituales. En Egipto, las primeras joyas fueron hechas de cobre, donde las clases dominantes usaban los accesorios como signos de riqueza y poder, eran usados tanto por hombres como mujeres. Sin embargo, los accesorios se destacaron y popularizaron en la Edad Media, que igualmente mostraban estatus social y riqueza.

La bisutería como tal, surge en la revolución industrial, donde la clase trabajadora tuvo capacidad de comprar joyas y accesorios modestos. Desde ahí las joyas empezaron a transformarse, mezclando varios elementos como: resina, cristal y madera. En los 80s, los accesorios nos enseñaron a que entre más grande fuera era más atractivo. Gracias a esto, hoy podemos llevar un complemento para nuestro outfit con un valor estético para nuestra identidad.

Cada época de la historia de la joyería y accesorios lleva su propia firma creativa, en los últimos tiempos se ha visto un poco la mezcla de varios estilos, utilizando diferentes materiales que nos sorprenden cada vez más. Estas mezclas dan oportunidad de multiplicar las opciones y la imaginación. El trabajo de un diseñador de accesorios es muy valioso, ya que son manos orfebres que hacen cada pieza hecha con delicadeza llegar a ser una obra de arte.

El diseñador de Joyas Sebastián Jaramillo es un claro ejemplo de estas sorprendentes innovaciones. En sus diseños de joyas alta gama, se pueden encontrar mezcla de piedras preciosas, plumas, cristales, perlas y lujosos elementos combinados con piezas de Lego o hasta balas. La increíble transformación de estas piezas, hacen que el que las porte tenga un estilo único enamorando con su belleza y originalidad. Ha estado en importantes editoriales de moda.

El arte andante de todos los tiempos

El arte andante de todos los tiempos

Otro de mis favoritos es el diseñador mexicano reconocido mundialmente Daniel Espinosa que nos enseña cómo se lleva a México en la piel. Por ejemplo, en su última colección Memorias, tiene como icono, monedas auténticas bañadas en oro de 22k. Su marca a alcanzado a 55 boutiques y alrededor de 400 puntos de venta a nivel mundial. El valor de su creatividad y el lujo de sus piezas quiere que sea asequible a todos.

El arte andante de todos los tiempos

El arte andante de todos los tiempos

Otra diseñadora es Cristina Ramella, una italiana con sus raíces bien puestas en México. Es una diseñadora para nosotras, las que nos gustan los viajes y las aventuras. Estas joyas, son especialmente diseñadas con un significado, reflejando su creatividad y experiencias personales. Sus importantes joyas han sido llevadas por importantes modelos como Chiara Ferragni.

El arte andante de todos los tiempos

El arte andante de todos los tiempos

Hay accesorios para todos los gustos, así que no hay excusa para no poner nuestra personalidad a relucir con infinitas opciones.

Sigue leyendo a Zoyla Wera