Dicen que el amor no tiene barreras ni entiende de nacionalidades ni de color de piel ni de clases sociales y este sería un buen caso, pues la hija del fallecido Steve Jobs, Eve, de 19 años sale con un chico mexicano, Eugenio Pérez Garza, de 21.

La joven, no solo rechaza así la ideología de Trump tan beligerante hacia los mexicanos, sino que ha escogido uno de ellos como novio.

Eugenio es un joven heredero mexicano descendiente de una de las familias más ricas de Monterrey, bisnieto de Eugenio Garza Sada, un empresario mexicano, hijo del fundador de la cervecería Cuauhtémoc. Además, su bisnieto también está vinculado al grupo de estudiantes que fundó el Instituto Tecnológico de Monterrey, una de las universidades privadas más prestigiosas de México.

 

Los dos jóvenes tortolitos comparten además de cuentas corrientes abultadas y buenas herencias familiares, su pasión por los caballos. Es frecuentes verlos en competiciones ecuestres y posteando en sus perfiles en redes sociales imágenes entrenando o compitiendo con los caballos.

Eugenio reside en Wellington, Florida y llegó a EEUU a los 15 años. Junto a su caballo Bariano ha ganado algunas competiciones.

Por su parte Eve también compite y entre sus más acérrimas rivales encontramos hijas de otros millonarios y personalidades como la hija de Bill Gates, la hija de Steven Spielberg o la hija del cantante Bruce Springsteen.

La pareja disfruta de otras actividades como el snorkel o los viajes a lugares paradisíacos llevando una vida de ensueño para otros jóvenes.

Eve es la hija menor de los 3 hijos que Steve Jobs, fundador de Apple tuvo con su esposa, quien tras su muerte en 2011 heredó una fortuna de 8.700 millones de dólares.

En las redes sociales se puede ver a la pareja en una lujosa fiesta, encima de un yate, de vacaciones, con amigas y siempre muy cariñosos en instantáneas muy divertidas.

¿Qué piensas de esta bonita historia de amor entre un joven mexicano y la hija de Steve Jobs?

Sigue leyendo a Zoyla Wera