Si hay uno de los misterios de la vida que más me intriga y del cual siempre quise tener respuesta es del contenido del bolso de la Reina Isabel II de Inglaterra. La petición se hizo realidad y por fin se reveló qué guarda la señora en sus ya famosos bolsos cuadrados y pequeños.

A sus 90 años, ella es muy tecnológica, con lo que en el interior de su bolso encontramos objetos tecnológicos, pero también un peine, un pañuelo de seda, polvo compacto de oro y labial. Ahora sí queda claro que la mujer es moderna a la vez que coqueta y presumida, pues tiene una combinación de todo. También demuestra que es humana y femenina, pues el contenido de su bolso es el mismo que el del 90% de las otras mujeres del mundo.

Una de las cosas que sí se sabía de la reina es que le encantan los bolsos y que siempre lleva tres de la misma marca y en color negro.

La firma es la londinense Launer y la tiene rectangular y cuadrada, de cuero y de charol y con el broche dorado con el logotipo de la marca.

Este tipo de accesorios los lleva usando Isabel desde hace 50 años y al contrario de lo que se puede pensar, se venden a un precio asequible para algunos bolsillos, pues el más barato cuesta 800 euros y el más caro 3.000. Vayamos pensando en los regalos de Navidad…

La mujer suele combinar sus tres bolsos con vestidos y chaquetas de color fucsia y blanco, sus colores favoritos.

Lo que parece ser que no lleva dentro del bolso es su monedero, pues ni falta que le hace ya que siempre se maneja con un chofer y no va nunca de restaurantes. Si se desplaza del evento a casa en auto y no para por el camino a tomar algo, pues normal que no lo necesite.

Pero no crean que Isabel es tacaña y hace esto para no gastar, pues se sabe que el único momento de la semana en la que sale con dinero en la mano es cuando va a la iglesia. Ella va con un billete doblado, del cual nunca se ha podido saber el valor, que usa como limosna en la iglesia.

Sigue leyendo a Zoyla Wera