La energía que recibimos del cosmos se ha empezado a modificar y vienen ocurriendo grandes cambios a nuestro alrededor, es muy común escuchar sobre casos drásticos de personas que están experimentando cambios en su personalidad, cambios de humor, estados de ánimo variables; pues bien, todo esto tiene que ver con los 12  Síntomas del despertar de conciencia.

Estos son los síntomas que puedes estar viviendo:

  1. Dolores y malestar físico especialmente en el cuello, hombros y espalda. En esta zona es normal que se acumulen cargas y llevemos allí el peso de nuestra semilla karmática, una información que es dada a través de nuestro ADN en el momento que nacemos.

 

  1. Sentimiento de nostalgia y tristeza, estás en un momento de cambiar de tu casa espiritual y es normal que te sientas en tu interior con miedos, la misma situación que sientes cuando dejas un lugar en el que has permanecido por muchos años, esto será un proceso que tardará un tiempo hasta que tu alma se acostumbre a la nueva casa espiritual.

 

  1. La sensación de liberar karmas y problemas del pasado, no tengas miedo por estas situaciones, ya que son necesarias para tu evolución y soltar sentimientos que se han venido quedando atrapados. Sentirás ganas de llorar sin motivos, deja que esto pase para que liberes y sanes tu interior.

 

  1. Cambios repentinos de profesión. No te sientes satisfecho con tu trabajo y vez la necesidad de cambiar y evolucionar; en este periodo sentirás como los cambios laborales cada vez serán más continuos hasta que logres encontrar la estabilidad que tanto buscas.

 

  1. Apartarse de las relaciones familiares. Sentirás como cada vez más te vas alejando de tu familia y amigos; esto es necesario para que rompas con los karmas heredados de tu familia y tu espíritu pueda evolucionar.

  1. Patrones de sueños inacostumbrados, te despertarás entre las 2 y las 4 de la mañana por un periodo, esto se genera porque cuando sueñas tu espíritu siente la necesidad de salir y volar hacia otro plano, no te preocupes por el insomnio, poco a poco se empezará a estabilizar.
  2. Desorientación física, te sentirás desubicado, que estás en tránsito, notarás que tu cuerpo no se haya en ningún lugar.
  3. Empiezas a conversar con tu interior, te empiezas a volver reflexivo y empiezas a tener un canal más fluido con tu interior.
  4. Sentimiento de soledad, puedes sentirte solo aun con los demás, estas recorriendo un camino solo y necesitas apartarte para caminar y avanzar.
  5. Pérdida del entusiasmo, puedes sentirte desmotivado por todo lo que haces, necesitas apagar para volver a cargar tu energía espiritual y acostumbrarte a los nuevos cambios.
  6. Un profundo anhelo de regresar a casa y ganas de abandonar el planeta, no es un sentimiento suicida ni malo, es un sentimiento de completar tus ciclos karmáticos y estás listo para empezar una nueva vida.
  7.  Sientes que en tu vida nada tiene sentido, que debes darle un nuevo aire, buscas una salida, pero todo esto no es más que tu alma pidiéndote nuevas experiencias y espacio para llenarte de nuevas energías.

 

Somos seres de luz, somos seres que buscamos la perfección en la vida, el amor y la naturaleza, ten en cuenta estos consejos y abre tu vida  los nuevos cambios.

Sigue leyendo a Pilar Rodríguez