Elisa Ortiz

El día que me volví invisible

El papel de abuela viviendo con los hijos y nietos no siempre es fácil, se vuelve difícil cuando son los hijos quienes toman las decisiones pensando que tal vez es lo mejor para uno, pero no se detienen a analizar qué es lo que realmente queremos, nuestras opiniones no se toman en cuenta y si alguna vez tuvimos ilusiones, quedaron muy atrás.... Seguir Leyendo...

Jamón de cerdo con aderezo de chabacano y mostaza

Esta deliciosa receta por lo normal estamos acostumbrados a hacerla durante las fiestas navideñas, pero también te sirve en cualquier época del año, sobre todo cuando quieres salir de un apuro, simplemente le agregas un puré de papa o unos ricos espárragos y lo sirves en rebanadas delgadas, con lo que te rendirá para una considerable cantidad de invitados a la mesa. ... Seguir Leyendo...

Bolitas de pollo en salsa de queso

Siempre estamos buscando por recetas de cocina que nos faciliten la vida, ya sea para comer o cenar, sin pasar tanto tiempo en ello y lo más importante, que sean nutritivas y fáciles de hacer. En este caso les recomiendo para aquellas personas que les gusta el pollo y que incluso los chicos pueden comer con agrado unas bolitas de pollo con salsa de queso.... Seguir Leyendo...

La rosa y el jardinero

Corría el año de 1949, yo estaba cumpliendo los 16. Regresábamos mi padre y yo a nuestra casa en Pachuca, Hgo., México. Recuerdo que acababa de pasar la gran inundación que arrasó con media ciudad, llevándose coches, casas, y a los presos que estaban encerrados en la única cárcel que existía en esta población.... Seguir Leyendo...
Elisa Ortiz

Elisa Ortiz

Nací en Ciudad Valles una hermosísima Ciudad del Estado de San Luis Potosí, en México. Es una región de la Huasteca Potosina, rodeada de abundante naturaleza, ríos, cascadas y cataratas que son un regalo a la vista de los habitantes y visitantes que son muchos. Hija de padre Español y madre Mexicana, que mas bien parecían gitanos errantes, ya que mi vida se desarrolló amaneciendo ya un día en una ciudad y al poco tiempo en otra, es decir siempre de la ceca a la meca, como se dice, lo que me permitió ser una mujer sabia a través de los relatos de mi Padre, un aventurero y viajero incansable. El, mi Padre, siempre nos inculcó el amor por la lectura, por la poesía, obligados estábamos a estar enterados de todo lo que acontecía en el mundo y yo en lo particular desde muy pequeña me fascinó la cocina, lo cual convertí en mi entretenimiento personal, y a la fecha con 83 años sigo inventando recetas que entre otras cosas aquí en “El Libro de mis Reflexiones” les compartiré!