Durante este mes de abril hemos tenido una conspiración planetaria para trabajar nuestro interior y desarrollar grandes cambios para nuestra vida. Se nos ha presentado una breve aclaración de lo que es retrogrado: Reajustar, revalorar, reclasificar, restablecer y redefinir nuestro camino.

 

Crecimiento interior

Crecimiento interior

Este mes se nos ha presentado con el planeta Venus retrógrado, que simboliza el planeta de las relaciones, de todo lo que valoramos en ellas, nos replantea nuestros valores personales, quiere decir que nos hace pensar sobre las verdaderas cosas que tienen valor para nosotros, pensar si lo que deseamos realmente vale la pena y nos hace crecer o realmente no nos sentimos en equilibrio con respecto a un área de nuestra vida.

Venus retrogrado en piscis, es momento de replantear si te estás sacrificando por algo que posiblemente es un espejismo en tu vida y no te da cosas reales.

Tenemos también  a Mercurio retrogrado, este planeta se relaciona con nuestros procesos de pensamiento y  con la comunicación, inicia retrogradando en Aries, así que te pone a dudar de algunas decisiones que has tomado o cosas que has emprendido, este planeta sigue retrogrado en Tauro, esto te hará poner los pies en la tierra y con este planeta es importante hacerte entender bien, asegúrate de mandar los mensajes a las personas correctas, pueden haber mal entendidos, también busca asesoría en documentos y firmas, pero sobre todo Mercurio al ser el planeta de las creencias y al estar retrogrado te ayuda a ver en que enfocas tus pensamientos, ya que ese será el mundo que construirás, al estar en Tauro, las creencias y las manifestaciones son más arraigadas en nuestro día a día, momento para replantear.

Otro de los tránsitos de consideración es el de Saturno, este también retrogrado en el signo de Sagitario que es la expansión, pero este planeta son las estructuras, quiere decir que este tránsito te hace replantearte si para dónde vas es realmente dónde quieres llegar, es crecer con estructura y con dirección enfocada hacia un propósito definido, este último además hace un contacto con Venus poniendo limite y dando una nueva estructura a lo que valoras, a tus relaciones y a cómo quieres hacer una proyección de ti en todas las áreas de tu vida.

Así que es un mes de apoyo para hacer un alto en el camino y poder replantear, reorganizar y hacer una proyección mucho más coherente con lo que quieres para ti en tu vida.

 

Sigue leyendo a Carolina Betancourt